Igualate.org - Plataforma de Orientación Socio Laboral con perspectiva de género | federación de mujeres progresista
Orientación Sociolaboral con perspectiva de género
 
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
Con nombre y apellidos...

"Parakletos" algo más que mediación

Isabel Añino

Otra forma de emprender es posible, otra forma de ejercer la abogacía es posible y ese es el reto de Isabel Añino a través de su proyecto "Parakletos".

Como ella misma se define en su andadura como empresaria: abogada, consultora, formadora y pacificadora social. Os dejamos con sus palabras que espero que os ilusionen para vuestro propio camino emprendedor.

“Parakletos” ¿Qué hay detrás de esa marca escogida para representar lo que haces?

No entiendo Parakletos como una marca sino como una revisión de la profesión de abogada. Parakletos (παράκλητος) es el término griego clásico que define a los y las profesionales del derecho como aquellas personas que intervienen para dar consuelo, que ayudan y que animan. Parakletos es la idea motriz que me motiva para poner mi experiencia y mis conocimientos jurídicos, pero también mi creatividad, al servicio de las personas que se acercan a mi despacho.

Desde mi punto de vista nuestra profesión van mucho más allá de ser meros tramitadores/as y proveedores/as de la ley. Se trata de atender y escuchar a las personas, de ayudarles a transformar sus conflictos en oportunidades de crecimiento personal, de crear herramientas útiles que les sirvan para mejorar sus relaciones humanas y de negocio y que les sirvan como base para que éstas sean pacíficas y duraderas. Parakletos acerca el ordenamiento jurídico a las personas para que lo entiendan, puedan utilizarlo, para que lo hagan suyo y sean conscientes de que lo estamos co-creando entre todos/as cada día.

Este nombre me recuerda el lado humano de mi profesión que es desde el que trabajo.

 

La mediación, ¿todavía algo novedoso en España?

Mi objetivo es ir más allá, me dirijo al proceso transformador del conflicto y las relaciones humanas. No me dedico a la mediación tradicional tal y como se conoce en España que se centra más bien en que las partes lleguen a un acuerdo. Tampoco me interesa la visión de la mediación que suelo observar en nuestro país como un paso previo al litigio. Mi formación como artista me ha hecho tener muy en cuenta y valorar lo enriquecedor del proceso. La mediación que me interesa se centra en las relaciones entre las personas.

En realidad hay profesionales que se dedican hace muchos años a la mediación en todo el territorio español. Os invito, sin ir más lejos, a visitar la página de la Fundación Signum que está ubicada en Madrid y que se dedicada al desarrollo e implementación de metodologías para la resolución alternativa de conflictos, es decir, alternativas extrajudiciales.

Tengo amigas profesionales del derecho que trabajan desde hace muchos años como mediadoras en el País Vasco y en Zaragoza, por ejemplo, y que utilizan metodologías muy innovadoras como puede ser la mediación transformativa.

España es el país con más alta tasa de litigiosidad de la Unión Europea y creo que el motivo es la creencia injustificada de que la única forma de resolver de forma definitiva los asuntos legales es ir a juicio. Nada más lejos de la realidad. Tras un proceso judicial difícilmente se habrán resuelto los conflictos entre las personas sino que incluso se habrán intensificado y seguramente, las relaciones tanto privadas como de negocios, habrán sido destruidas para siempre. Por no hablar de la situación de bloqueo que sufre el país teniendo tantos asuntos parados en los juzgados, ni del coste en salud, tiempo y dinero que supone y la pérdida del control sobre el lado hacia el que se inclinará la balanza de la diosa Justicia.

Lo que no se conoce en España es la prevención de conflictos. En este área utilizo los así llamados 'Contratos Conscientes' que es una metodología de prevención de conflictos a través de la redacción y suscripción de un pacto entre las partes en el que plasmarán los pilares de su relación, se observará el marco regulatorio aplicable y se incluirá un plan concreto que describirá los pasos que van a dar en caso de que las circunstancias hayan cambiado o en caso de desacuerdo. Esta metodología de elaboración de acuerdos se puede aplicar a cualquier tipo de negocio jurídico, desde un contrato de arrendamiento a un pacto de socios. Es una metodología que ya está implantada en Estados Unidos y que ya se está utilizando en Europa sobre todo en Holanda.

Parakletos

¿Cómo llegaste a tomar la decisión de ejercer por tu cuenta?

Hay muchos factores que me llevaron a tomar esta decisión, pero el principal es que veo mi vida como un todo. No considero que sea posible dividirse en distintas personas según el  rol que te toque en cada momento del día. Ser una persona en la oficina, otra en casa y otra con los/as amigos/as me resulta demasiado alienante. De esta forma tengo una existencia plena y puedo desarrollar mi proyecto con toda libertad. Soy dueña de mis días y llevo las riendas de mi vida.

 

¿Cuál es tu diferencia, tu propuesta de valor en el sector?

No creo mucho en eso de "marcar la diferencia". Somos parte de una red de interconexiones. Marcar la diferencia tiene para mí un tono de fragmentación, de separación y denota afán competitivo en lo que no estoy interesada en absoluto, me aburre.

En realidad lo que hago más bien consiste en recuperar valores que ya no se tienen en cuenta o que no se les da el status de valor, como la autenticidad o la genuinidad (aunque aparezcan en muchas webs de cara a la galería).

El trabajo jurídico suele ser muy analítico y racional. A mí me parece, sin embargo, que tenemos que usar el cerebro de la cabeza cuando se requiera su función pero que existen otros cerebros en el cuerpo humano que están infravalorados. He visto el valor de trabajar desde el corazón. He visto también el valor de desarrollar y utilizar la intuición, en la que tan poco confiamos.

A pesar de que trabajo con un fin lucrativo este no es mi objetivo central, es como si dijéramos, un efecto colateral. Me centro y me dirijo a ayudar a las personas y a contribuir al desarrollo una sociedad armónica, pacífica, consciente y con una visión sistémica de la vida.

 

¿Cuánto tiempo llevas en marcha?

Mi andadura en esta dirección comenzó en el 2008.

 

¿Cómo conseguiste la información y asesoramiento para comenzar?

Como abogada ya tenía gran parte de la información que necesitaba pero también formé parte de un programa de emprendimiento social en la Oxford Brookes University en Reino Unido durante el año que pasé allí haciendo mi Máster en Escultura Social.

 

¿Qué dificultades has encontrado al comenzar con tu proyecto?

Al principio me pareció dura la idea de ir en solitario pero pronto vi que podía llevarlo a cabo sola. En ese momento encontré colaboradores/as.

Otra dificultad inicial es que llegue, se entienda y se le vea la utilidad a un proyecto tan innovador como el mío. En España parece que cuesta más. Sin embargo, muchos/as clientes extranjeros/as ya solicitan un asesoramiento de este tipo.

Supongo que resulta difícil dar el paso sobre todo si, como en mi caso, vienes de un puesto bien remunerado como Responsable del Departamento Jurídico de una multinacional alemana. Pero tenía muy claro que la etapa de trabajadora por cuenta ajena había terminado y que merecía la pena recorrer el camino incierto pero excitante que se abría delante de mí. A veces, no obstante, tienes periodos de dudas sobre todo cuando pierden la fe las personas de tus círculos más cercanos.

Parakletos

¿Crees que alguna es debida al hecho de ser mujer o en que medida crees que son de mayor envergadura por este hecho?

Tristemente tengo que decirte que sí. He sufrido serios intentos de "ninguneo" de todos los colores no sólo por el hecho de ser mujer sino por el hecho de ser andaluza. En el extranjero siempre se han valorado mejor mis capacidades y cualidades.

Estas dos características personales hacen que tenga que estar más preparada e informada, hablar más idiomas y tener más títulos académicos que la media para obtener credibilidad. Me gustaría haberte contestado lo contrario e incluso me da hasta apuro tener que responder positivamente a esta pregunta en el siglo XXI, pero este es el sistema en el que aún vivimos y de cuyo cambio somos responsables.

En todo caso, no le doy muchas vueltas a este tema, ni le dejo que me influya demasiado, sino que sigo adelante con ilusión y con el convencimiento que proporciona el trabajar de forma genuina y auténtica.

 

¿Has tenido apoyo familiar o personal cercano?

Tengo la suerte de haber nacido en una familia en la que estamos todos/as a una. Mi familia es un sólo organismo vivo. No tenemos dinero, pero nos apoyamos y sacamos adelante lo que nos proponemos. El apoyo emocional de mi familia para mí es clave.

¿Cuál crees que es el perfil de una emprendedora o que deben ser sus habilidades principales?

Ser consciente de sus capacidades creativas y de que es posible cambiar el status quo. En la mente de un/a emprendedor/a no caben las típicas frases hechas como "esto es lo que hay", "así es la vida" o "¿qué le vamos a hacer?". No nos conformamos con vivir una vida pequeña preestructurada sino que tenemos amplitud de miras y la energía para llevarlas a cabo.

En mi opinión una emprendedora o emprendedor debe de haberse formulado la pregunta acerca de su papel en la sociedad, qué mundo se imagina y quiere construir, qué es lo que su proyecto aporta al desarrollo de una sociedad sostenible. Lo creo porque desde un enfoque armónico, el equilibrio y la abundancia acompañarán al proyecto. Cuando lanzas un proyecto al mundo eres responsable del impacto que va a causar. Hay que ser consciente de esto, en todo caso.

 

¿Por qué crees que una mujer abre su propio negocio en estos momentos?

Porque las estructuras empresariales actuales han sido construidas desde un paradigma patriarcal, es decir, masculino que no observa ni valora el potencial de lo femenino a pesar de que, las capacidades femeninas también son propias de los hombres.

La sensación que una mujer puede tener dentro de esa estructura, al menos esta es mi experiencia, es de no caber. A no ser que por adaptarse acepte cumplir un papel masculino. Esto, a veces, sucede de forma inconsciente debido al condicionamiento cultural.

La estructura patriarcal no proporciona el espacio necesario para que las personas crezcan, se desarrollen y puedan aportar aquello que en realidad vinieron a traer. De este modo, tanto hombres como mujeres, se ven obligados/as a amoldarse a esta estructura establecida perpetuando un paradigma que ya ha demostrado su poder destructivo y que ha evidenciado su incapacidad para abrir vías hacia la evolución humana.

 

¿Qué recomendarías a nuevas emprendedoras?

Que os mantengáis en sociedad. No aislaros a pesar de estar llevando a cabo el proyecto en solitario. Asistid a foros donde podáis compartir vuestras experiencias, ilusiones y proyectos con otras emprendedoras/es.

El principio será probablemente duro, pero ya dijo Aristóteles que el principio es la mitad del todo.

Olvidaos de la palabra esfuerzo que nos inculcaron en la escuela. No hagáis nada que requiera mucho esfuerzo. Lo que requiere esfuerzo no dará resultados satisfactorios e implicará mucho más esfuerzo vano. Esto suele terminar en agotamiento y en abandono. Cumplid la misión que os hayáis planteado y luego, simplemente dejad que lo demás ocurra.

¿Cuál es tu balanza en este momento con el tiempo que llevas al frente de “Parakletos”?

Vivo en una alegría permanente. La abundancia me acompaña. Estoy en un momento en el que tengo compañeros/as de viaje, clientes, proyectos de colaboración tanto en España como en el extranjero y retos fascinantes para la vuelta del verano.

Como digo, los comienzos son difíciles, pero si no os rendís comenzarán a suceder sincronicidades y el proyecto parecerá rodar sólo.

 

¿Cuáles son tus planes de futuro?

El futuro es ahora.