Igualate.org - Plataforma de Orientación Socio Laboral con perspectiva de género | federación de mujeres progresista
Orientación Sociolaboral con perspectiva de género
 
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El rincón de la orientación

Metáforas para la Búsqueda de Empleo: Exploradores/as

fotograma dibujos Jacki y Nuca

Te he seguido por muros infranqueables. He hecho una lista de la compra, o dos. Monté en una bicicleta de montaña, en otra de ciudad y en una de carretera. En otro orden de cosas, podría haber jugado a un décimo de lotería pendiente de ser premiado, y comprarme un traje de Spiderman. Me vendí al mejor postor porque escuché cómo cantaban las sirenas en internet. También vi a alguna cancerbera, más que a cancerberos de despacho, que nunca me volvieron a llamar. He hecho de todo, incluyendo lo que podría haber realizado, querido Fernando ¿Se te ocurre alguna tontería más? ¿A caso me conoces, Fernando?, ¿sabes cuánto tiempo llevo buscando empleo?, ¿cuánto?, ¿te crees tan listo que puedes solucionar mis problemas con cuatro frases pretenciosas?, ¿quién te has creído?


Busco empleo sin cesar, valorando las oportunidades que surgen, siendo optimista, escuchando con corrección, hablando con cuidado, siendo cercano y amable,... ¿Para qué? ¿Para escuchar otro "lo siento, es una pena que sólo busquemos a una persona; eres un buen candidato"? Alguna vez te han dicho esto, Fernando?, ¿te has sentido tantas veces rechazado?


Desde la pantalla de un ordenador todo se ve diferente. Desde el otro lado de una mesa, dando consejos, la vida parece otra cosa. Me tienes harto, tú y todas esas personas con sus consejitos estúpidos. ¿Acaso la gente no se da cuenta de la realidad?

Esto es como Judea hace veintiún siglos. En aquel tiempo había miles de profetas y sólo uno obtuvo la etiqueta de válido.
¿Cuántas personas dicen ahora poseer la clave para encontrar empleo? Justo en el momento en el que menos oferta laboral encontramos. ¿Cuántas son?, ¿cuántas páginas web existen?, ¿cuántas redes especializadas?, ¿cuántas? Justo en el momento en el que no hay nada. ¿A quién queréis engañar?


Nuestras posibilidades de encontrar empleo, si hay alguna, está en nosotros mismos. Entre tanta metáfora, ¿por qué no podemos convertirnos en cazadores o cazadoras?, depredadores o depredadoras? Esta sí que sería una metáfora real. Francotiradores o francotiradoras esperando a la única oferta posible. Llevaríamos una escopeta, colocaríamos cepos, trampas en oquedades repletas de presas caídas. Compraríamos el queso más maloliente para atrapar al ratón. Instalaríamos cámaras en el cielo y así controlaríamos todo. Y si no tuviéramos dinero, las cámaras serían carcasas para aparentar tener el alma furtiva. Llevaríamos un mapa, el mapa de la búsqueda del empleo. Compraríamos en una armería, según hubiéramos puesto en una, dos o tres listas de la compra. No emplearíamos una bicicleta. Iríamos en moto, de montaña o de ciudad, la que
prefirierais. ¿Lotería? Tal vez, nunca está de más. Aunque mejor sería jugarlo todo al negro en una ruleta trucada. Más que como Spiderman, vestiríamos como Bonmay, el de Jackie y Nuca, cazador cincelado sin escrúpulos. Mientras podríamos escuchar todos los cantos que quieran entonar las sirenas. ¿Algo más? Sí, encontrar empleo, porque métodos hay tantos como personas, ¿no, Fernando?


Y todo termina creyéndonos los/las mejores en la hostilidad o esperando que una campana conceda un par de alas a un ángel. Darwin y Capra, ¿para qué más?

 

Espero seáis felices a pesar de la búsqueda de empleo. Ha sido un placer vagar por aquí durante 9 meses, los mismos en los que se gesta una vida. Felicidades, Gema.