Igualate.org - Plataforma de Orientación Socio Laboral con perspectiva de género | federación de mujeres progresista 

Plataforma de Orientación Sociolaboral con perspectiva de género
Búsqueda en los contenidos de la web

 

 
 
 
Acceso al área privada de la web

¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE AHORA

 

Mujeres y actualidad

Diez en 300 años

Susana Santos Casas
 
Susana Santos Casas

Los dedos de las manos. Cinco más cinco. Diez. Tres Siglos, trescientos años. Una cada treinta años. Que una mujer se siente en un sillón de la RAE empieza a parecerse al paso del cometa Halley. Estos días nos alegraba la noticia de que la poetisa y traductora Clara Janés ocuparía el sillón "U" vacante en la institución, acompañando a las ya presentes Carmen Iglesias, Margarita Salas, Soledad Puértolas, Inés Fernández-Ordóñez, Carme Riera y Aurora Egido. De esta forma Janés se convierte en la décima mujer en tres siglos con voz y voto en la Real Academia de la Lengua Española, y lo hace tras una carrera abalada por más de treinta obras y múltiples traducciones. La escasísima presencia femenina en la entidad hace más noticiable este nombramiento, sobre todo para las que confiamos en que estos nuevos aires traigan la renovación y el aperturismo hacia lo que llamamos un lenguaje más inclusivo.


No encontramos la mejor de las predisposiciones. En una RAE donde se piensa que con el "lenguaje no sexista no se podría hablar" y donde un muslamen son los muslos de una persona, pero "especialmente los de mujer", eso de pensar en dejar de usar el masculino plural para nombrar el todo parece difícil, muy difícil. Los "señores de la palabra", que deciden que lo que es correcto y no (amén de quitar y poner acentos, que menudo trajín nos traemos) saben que el lenguaje representa al mundo, que los diccionarios recogen y reflejan lo que dice la calle y que las palabras dibujan las realidades, pero no están muy predispuestos a tener en cuenta a las mujeres. El argumento de que ralentiza el discurso o de que es una causa menor, hace que se postergue eternamente el debate sobre lo necesario de hablar y contar en femenino.


Aunque en algunos discursos como en el político se empieza a utilizar nuestro idioma con perspectiva de género ("compañeros y compañeras"), parece que esto responde más a una manida manera de dirigirse a la masa usando lo políticamente correcto, que a una interiorización real de este asunto. No nos engañemos, lo común es escuchar que "Médicos y enfermeras" se ponen en huelga o que "La juez ha dictado sentencia". De esta manera nos comunicamos y así interiorizamos y estereotipamos. Así relacionamos lo masculino y lo femenino con imágenes distintas y decidimos que lo de ellos sirve para englobarnos a todas.

La lucha por el lenguaje inclusivo es la lucha por usar un lenguaje más justo, un gesto democrático e igualitario. Lo que no se nombra no existe, lo que existe debe nombrarse desde el respeto a mujeres y hombres.

 

<< volver

CEIM

Cursos de Formación CEIM.

Abierto el plazo de Inscripción.

 

escuela virtual de igualdad

CURSOS ESCUELA VIRTUAL DE IGUALDAD

Abierto plazo de inscripción.

 

CV 2.0

CV 2.0

Búsqueda de Empleo eficaz.