Igualate.org - Plataforma de Orientación Socio Laboral con perspectiva de género | federación de mujeres progresista 

Plataforma de Orientación Sociolaboral con perspectiva de género
Búsqueda en los contenidos de la web

 

 
 
 
Acceso al área privada de la web

¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE AHORA

 

Mujeres y actualidad

Ilusiones de Realidad

Susana Santos Casas
Juventud, divino tesoro. Cuando una despierta al mundo lo encuentra lleno de posibilidades, de sueños alcanzables, de quimeras. Al aterrizar entiendes que muchas son eso, utopías, pero que hay otras que con esfuerzo están al alcance de tu mano. No es que me haya puesto filosófica (me faltan muchas vidas y mucho conocimiento para acercarme a eso), pero es que cuando leo que "Los jóvenes opinan que hombres y mujeres cobran lo mismo", quiero pensar que es fruto de la mentalidad naif e idealista que se pierde al alcanzar la treintena y no de que existe el espejismo de una igualdad que no se refleja en la realidad.

Los chicos y chicas que no perciben esa discriminación son seguramente hijos e hijas de madres que han salido a un mercado laboral con muchísimas dificultades y que sin duda alguna pertenecen a ese grueso que cobra de media hasta un 14% menos que sus compañeros varones. Mujeres que han sido acogidas y expulsadas del mismo en función de las propias necesidades del mercado, y a las que han ofrecido y ofrecen contratos más precarios, muchas veces bajo la promesa de la conciliación familiar que en la lógica neoliberal se traduce por un: "contrato en peores condiciones, menos horas y por menos tiempo pero ojo, para que puedas cuidar de tu prole". Algo no estamos bien para que la juventud perciba como igual un panorama que no lo es en absoluto, y es señal  de que debemos plantearnos por qué sucede, pues se extrapola a otras problemáticas, muchas de ellas de gran gravedad (como la enorme minimización que existe de la violencia contra las mujeres, aunque ese es otro tema que abordar).

Quizá la clave esté en la comunicación. ¿Qué mensajes reciben nuestra juventud? ¿Estamos hablando su lenguaje? ¿Les estamos diciendo, esto es lo que sucede, vamos a solucionarlo? Creo que no, o no como deberíamos. El debate se queda en una esfera a la que no acceden, y puede que sea cuestión de hacer que "la montaña vaya a Mahoma" y aproximarnos más a ellos y ellas para poder debatir y cuestionar la sociedad patriarcal en la que vivimos, sus porqués y qué consecuencias tiene en su presente y su futuro. Creo que es positivo que trasmitamos que existe desigualdad y que lo hagamos de un modo que se entienda, abierto a la participación sobre cómo solucionarlo y qué hacer para que la situación cambie. Las chicas que ahora ven que el mercado de trabajo no las discrimina pasarán, casi con total seguridad, por situaciones que le demostrarán lo contrario, y es mejor que lo sepan y también que se conviertan en agentes transformadores del cambio. Por no hablar de ellos, quien tiene el poder tiene la fuerza.

Si las opciones laborales de las mujeres son limitadas, si hay sectores en los que no se reflejan, si no existen referentes visibles a los que parecerse, seguimos en un status quo donde nada se mueve y nada pasa, por eso todo parece igual, aunque no lo sea en absoluto. Escuchemos y hablemos, tenemos una agenda demasiado llena como para perder el tiempo con ilusiones de realidad.

 

<< volver

CEIM

Cursos de Formación CEIM.

Abierto el plazo de Inscripción.

 

escuela virtual de igualdad

CURSOS ESCUELA VIRTUAL DE IGUALDAD

Abierto plazo de inscripción.

 

CV 2.0

CV 2.0

Búsqueda de Empleo eficaz.