Igualate.org - Plataforma de Orientación Socio Laboral con perspectiva de género | federación de mujeres progresista 

Plataforma de Orientación Sociolaboral con perspectiva de género
Búsqueda en los contenidos de la web

 

 
 
 
Acceso al área privada de la web

¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE AHORA

 

Mujeres y actualidad

Los señores primero

Susana Santos Casas
 
Susana Santos Casas
"Quítate tu pa ponerme yo". Podría ser una de las conclusiones extraídas del último informe de Asempleo, en el se visibiliza una realidad que siempre ha estado ahí: las mujeres salen del mercado de trabajo cuando su mano de obra deja de ser necesaria. En la medida en que las condiciones de los varones mejoran, ellas vuelven a la inactividad para dedicarse al cuidado de hijos y personas dependientes. La conciliación, ya sabemos, es femenina, y cuando ni haciendo el pino puente salen las cuentas, la situación requiere de una retirada. La tremenda parcialidad de los contratos y la temporalidad de los mismos contribuye a reforzar la idea de "intrusismo" de las mujeres en el empleo, al que parece que acceden como pidiendo permiso y siempre y cuando no haya ningún hombre que pueda desempeñar ese trabajo.

Esto enlaza con lo publicado en 2014 en Harvard Business Review en el que se pone de relieve que abandonar la carrera profesional para dar prioridad a la de la pareja es uno de los principales motivos por los que la mujer se queda en un segundo plano. La presión social es muy fuerte, la educación recibida (parece que nosotras estamos diseñadas genéticamente para el cuidado) es una gran mochila y la culpa, ay la culpa, hace el resto. Se dan por hechas demasiadas cosas como para que resulte sencillo romper con esto sin acarrear con el sentimiento de renuncia o de estar haciendo lo que no se debe.

¿Y qué ocurre cuándo se llega?
Pues que la percepción de las que mandan está asociada con lo la adquisición de comportamientos considerados masculinos, como el mando o el liderazgo. A las mujeres que ocupan puestos de responsabilidad se las acusa de comportarse como los hombres. Este "double bind" (doble vínculo) ha sido estudiado en profundidad especialmente en EE.UU y explica el estrecho margen de actuación que tienen las profesionales y directivas. Si actúan de acuerdo con el estereotipo femenino que se espera de ellas (comprensivas, dialogantes, consensuadoras) se las tacha de poco eficientes. Si son más autoritarias o asumen más riesgos se perciben como más eficaces, pero son unas "machorras" o unas "marimandonas". Vamos, que no hay manera de acertar.

Me parece que estos dilemas son lo suficientemente importantes como para ser analizados en profundidad. El techo no es de cristal, es de hormigón armado, así que se hace necesario tomar medidas destinadas a, como poco, mitigar la sensación de intrusismo, de que el mercado laboral nos es ajeno o no debería de ser una prioridad para nosotras. Debemos repetirnos más a menudo que merecemos la mitad de todas las cosas.
 
Informe y noticias a las que se refiere el artículo:
 
 
 

<< volver

CEIM

Cursos de Formación CEIM.

Abierto el plazo de Inscripción.

 

escuela virtual de igualdad

CURSOS ESCUELA VIRTUAL DE IGUALDAD

Abierto plazo de inscripción.

 

CV 2.0

CV 2.0

Búsqueda de Empleo eficaz.