Igualate.org - Plataforma de Orientación Socio Laboral con perspectiva de género | federación de mujeres progresista 

Plataforma de Orientación Sociolaboral con perspectiva de género
Búsqueda en los contenidos de la web

 

 
 
 
Acceso al área privada de la web

¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE AHORA

 

Mujeres y actualidad

Las chicas del carrito

Sonia Carnero Rodríguez
 
camarera piso

07:41, cojo la guagua nº1 para ir al sur de la isla. Voy a unas jornadas de la Asociación de Asesores Fiscales que se celebran en un hotel, en plena zona turística de Gran Canaria. El conductor ya me avisa; una hora de trayecto, ponte cómoda. Me siento dispuesta a repasar en el trayecto el programa y ponentes que impartirán las conferencias de hoy.


Suena el timbre, una nueva parada, suben tres mujeres, las sigo con la mirada. Es curioso, ahora que me fijo, la guagua va prácticamente llena y el 95% son mujeres. Escucho la conversación de las dos mujeres que están sentadas delante de mí algo nerviosas, hablan con una tercera por teléfono: -se nos escapó la anterior, vamos justas de tiempo, avisa a la gobernanta.
De repente caigo en la cuenta, ya sé quiénes son todas esas mujeres, la mayoría son camareras de pisos en los hoteles del sur de la isla. Sonríen, charlan entre ellas y alguna aprovecha para echar una cabezada apoyada contra el cristal.


Entonces recuerdo un artículo que leí en el mes de febrero del año pasado en el periódico, se denunciaba la precariedad laboral en Canarias en este sector en el que trabajan cerca de 15.000 mujeres, se dice pronto. Un artículo en el que reclamaban que se aliviaran sus penosas condiciones laborales y exponían la sobrecarga laboral a la que se ven sometidas. Una camarera de piso puede hacer hasta 21 habitaciones. ¡21 habitaciones!, con la pereza que me da a mí hacer el cuarto de baño. Exponían también como con la llegada de la crisis, entre los empresarios y hoteleros, se había puesto de moda el "dos por una". Es más rentable  tener dos camareras a media jornada que una a jornada completa, decían. Mientras la empleada a jornada completa puede hacer 17 habitaciones, a la empleada a media jornada le pueden llegar a asignar hasta 12. Denunciaban la dureza de una jornada diaria y lo difícil que es llegar a los 60 años trabajando a ese ritmo frenético, lesiones cervicales, lumbares, rodillas, tobillos...


Imaginé lo duro que puede ser pero sobre todo recordé lo bien que hacen su trabajo, auténticas profesionales prácticamente invisibles para el resto y que siempre te regalan una sonrisa. Que trabajan donde yo me divierto, que acomodan la cama donde yo descanso, que limpian lo que yo ensucio, que hacen que mi estancia sea agradable.
Y en ese momento, lo que me pedía el cuerpo mientras las miraba era levantarme y decir: ¡Bravo por todas ustedes!

Porque además, intuía que ocurriría como en muchos otros casos, que su jornada laboral no terminaría en el hotel, que llegarían a casa y continuarían limpiando, organizando, cocinando, planchando. ¡Qué trabajo tan poco agradecido!
Así que para todas ellas, desde estas líneas, mi reconocimiento y gratitud

No es limosna lo que piden
esas, vuestras cansadas manos
piden que se reconozca, vuestra labor
de tantos años.
Que hoy no os cedan la silla
donde han estado sentados,
hoy necesitáis vuestro trono
que con sudor habéis ganado (*)

(*) Fragmento y adaptación, poema de Juana Corsina

 
 

<< volver

CEIM

Cursos de Formación CEIM.

Abierto el plazo de Inscripción.

 

escuela virtual de igualdad

CURSOS ESCUELA VIRTUAL DE IGUALDAD

Abierto plazo de inscripción.

 

CV 2.0

CV 2.0

Búsqueda de Empleo eficaz.